Menu
Clasificación

El compuesto activo de la mariguana (THC) es un depresor del sistema nervioso. La producción y comercialización de la mariguana para fines recreativos es ilegal.



Productos y nombres populares




Tipos

Existen tres tipos diferentes de la planta de Cannabis (indica, sativa y ruderalis) la variedad sativa es la más utilizada, y la concentración de sus componentes activos (cannabinoides) dependerá del método de cultivo empleado , o los subproductos derivados de la planta como el hachís, kif, aceite o tintura de THC, etc. Sus principales vías de administración son: ingestión e inhalación, esta última es la más recurrida ya que al fumar se consiguen los efectos más rápidamente.



Efectos

Los efectos fisiológicos y conductuales producidos se deben a la acción de los cannabinoides principalmente el THC (tetrahidrocannabinol), sobre el organismo a través del sistema endocannabinoide. Durante la intoxicación aguda se observan los siguientes signos: inyección conjuntival, Aumento del apetito, Sequedad de boca, taquicardia. También se pueden presentar cambios psicológicos o conductuales desadaptativos clínicamente significativos (por ej.: deterioro de la coordinación motora, euforia, ansiedad, sensación de que el tiempo transcurre lentamente, deterioro de la capacidad de juicio, retraimiento social) que aparecen durante o poco después del consumo de cannabis.

Ansiedad, disforia, pánico, y paranoia. Especialmente en nuevos consumidores.

Alteraciones de la atención y de la memoria y déficit psicomotor.

Posibilidad o aumento de riesgo de accidente Ansiedad, disforia, pánico, y paranoia.



Consecuencias a corto y largo plazo

Las consecuencias inmediatas dependiendo la experiencia del usuario, principalmente son los riesgos inherentes a la disminución en las funciones cognitivas como atención y memoria. Además de incurrir en la comisión de una falta o delito ya que de acuerdo a nuestra legislación vigente la mariguana sigue siendo una sustancia prohibida.

A mediano y largo plazo el consumo de esta sustancia puede alterar el patrón de consumo generándose tolerancia, abuso y dependencia. Al aumentar la tolerancia se aumentarán las dosis para lograr conseguir el efecto deseado, provocando daños físicos como bronquitis y enfermedades respiratorias derivados de la inhalación del humo cuando se consume fumada.

Síndrome de dependencia que se caracteriza por incapacidad de abstenerse o para controlar el consumo de droga.

Formas sutiles de alteración cognitiva que afectan la atención y la memoria, que persisten mientras los consumidores permanecen crónicamente intoxicados.

Alteración en la formación y educación de los adolescentes pues su aprendizaje puede estar limitado.

Entre los que comienzan a edades tempranas aumenta el riesgo de progresar a un uso duro de cannabis o de otras drogas ilegales.

Aumento del riesgo de esquizofrenia y psicosis graves.

Aumento del riesgo de trastornos depresivos y síndrome amotivacional.

  • Fuentes:
    Shultes, R.E., Hofmann, A. (2000) Plantas de los Dioses. México, Fondo de Cultura Económica.
    Brailowsky, S. (2002) Las sustancias de los sueños, neuropsicofarmacología. México: Fondo de cultura económica.


     Drogas